Historia de la marca

 

Veta Artist nace fruto de la experiencia en el Fablab de la Escuela de Arquitectura de Donosti, donde tuvimos nuestro primer contacto con la fabricación digital. Esta tecnología, nueva para nosotros, nos brindó la posibilidad de experimentar con diferentes materiales, entre ellos la madera. El material que nos permitió definirnos.

 

Creando diversos objetos en el taller, los pendientes llegaron a modo de regalo para la familia y amigos. La aceptación fue inmediata y nos inspiró a seguir trabajando. Fruto de este trabajo descubrimos cuál era nuestra esencia y lo que nos hacía diferentes. De esta manera, nos dimos cuenta de que estábamos ofreciendo un producto especial que no dejó a nadie indiferente.

Museo de Arte